Pregón Semana Santa 2014 Santisteban del Puerto

Pregonero, Sancho Dávila Iriarte, 
Conde de Villafuente Bermeja

En primer lugar mi recuerdo, nuestro recuerdo de corazón por Javier Vega Vela, nuestro joven de la Banda de Cornetas y Tambores, de la Cofradía de Jesús orando en el Huerto. Y os pido que os pongáis de pie y guardéis un minuto de silencio.

A D. José Mª Saeta nuestro Párroco de San Esteban.

Alcalde y concejales del Excmo. Ayuntamiento de Santisteban del Puerto.

Hermano Mayor y Junta del Gobierno de la Cofradía de Jesús Orando en el Huerto de los Olivos, y Cristo de Medinaceli.

Hermanos Mayores y Juntas de Gobierno de las Cofradías de Santisteban. Hermanos todos.

Cuando me vinieron a ver José Atienza y Juan Tapia para pedirme que fuera Pregonero de la Semana Santa de Santisteban, yo les respondí que entonces, a D. José Mª, nuestro Sacerdote-Párroco, había que pedirle, que a las peñas taurinas, les diera una conferencia titulada: “De  Lajartijo y Frascuelo hasta la tauromaquia de Enrique Ponce.”

Pero sólo lo pensé. Porque José y Juan hermanos mayores de la Cofradía de la Oración del Huerto, me lo pidieron con mucho afecto,  y les pedí unos días de reflexión……  me acordé de que a la Concejal Ana Belén Morante, le acepté dar el pregón de las fiestas de Santisteban, hace unos cuatro años. Ese pregón me lo preparé, lo traje escrito y me impresione al trabajarlo, la cantidad de sentido, por su antigüedad y por la fe de los Santistebeños, tiene en las fiestas la Mayordomía y la Virgen del Collado. Algo parecido me ha pasado al analizar la Semana Santa de Santisteban.

Y vuelvo atrás. Antes de contestarles a la Cofradía de la Oración en el Huerto, leí, lo que en ése huerto de los olivos pone en el Evangelio. ¡Qué fuerte lo que le `pasó al Hijo de Dios! Y me acorde de mi hijo Sancho y mi madre Ana María, enterrados aquí, en Santisteban y de mis hijas Maida y Rocio, que se casaron aquí, en Santa María, arrodilladas ante la Virgen del Collado…y dije que! SI! al pregón. Porque también, hay que decirlo todo. Maida mi mujer, cuando se enteró me dio un bolígrafo y un folio y me dijo “Empieza cuanto antes a escribir, que sé no te vas a negar, así que empieza cuanto antes...”

En verdad, quiero al pueblo de Santisteban y siempre están sus gentes, mis amigos en mi corazón. Y hasta hoy no os he negado, las pocas cosas que me habéis pedido.

Estamos los católicos, en un momento importante. Por el Papa que tenemos Francisco y las cosas que nos dice y hace. Hay que seguirle. Hay que arrimar, con él, el hombro.

Permitirme recordaros algunas frases del Papa:

  • “Quiero una Iglesia pobre para los pobres” y tras la publicación de Evangeli Gaudium- la alegría del evangelio-, un sector de Estados Unidos le acusó al Papa de marxista, y les contestó “Nunca compartí la ideología marxista porque es falsa, pero he conocido muchas personas buenas que profesaban el marxismo”.
  • “Dios no se cansa de perdonar, somos nosotros los que nos cansamos de acudir a su misericordia”.
  • “No puede ser que no sea noticia que muera de frío un hombre en la calle y que si lo sea una caída de dos puntos en la bolsa”.

Por último para no alargarme y a propósito de éste pregón, he elegido la frase de nuestro Papa “Vivir la Semana Santa siguiendo a Jesús, quiere decir aprender a salir de nosotros mismos, para ir al encuentro de los demás”.

SÍ, también nuestro Papa, tiene sentido del humor, porque al presidente de Venezuela, unos de los países más ricos del mundo y peor gobernados, le dijo una frase con mucha gracia “Rece por mí, Sr. Maduro, pero le ruego, que rece a favor, no en contra”.

Amigos…… en muchos pregones, hay poesías…. Pero Dios, a mí no me ha enviado por el camino de poder escribirlas, pero sí de tener el gusto de elegir la saeta popular….. de autor desconocido.

¿Quién me presta una escalera

                                 Para subir al madero

                                 Para quitarle los clavos

                                 A Jesús Nazareno

Y nuestro poeta sevillano y de Baeza, Antonio Machado, escribe y replica.

                                   Cantar del pueblo andaluz

                                   Que todas las primaveras

                                   Anda poniendo escaleras

                                   Para subir a la cruz.

                                   ¡Cantar de la tierra mía!

                                   Que echa flores

                                   A Jesús de la agonía

                                   Y es la fe de mis mayores.

                                  ¡ Oh no eres Tú mi cantar!

                                  ¡No puedo cantar ni quiero

                                   A ése Jesús del madero

                                   Si no al que anduvo en el mar!.

Santa Teresa de Ávila, o sea Santa Teresa de Jesús, la que pasó y pernocto en Santisteban, se llamaba Teresa Sánchez de Cepeda Dávila, y D. Sancho Dávila Toledo, Obispo que fue de Jaén, en el año 1600, fue confesor y colaborador de las fundaciones de la Santa.

Me miraran, nos miraran desde el cielo y os dirán ¿ qué hacéis con Sancho de pregonero…? Si lo suyo es el campo, los toros, la ingeniería…. Pues os contesto.

A mí me ha venido muy bien prepararos el Pregón de Semana Santa. He vuelto a leer los Evangelios, y he descubierto de nuevo, al Hijo de Dios, a Jesús de  Nazaret, el regalo que nos mandó Dios a la tierra. Fue Jesús, el que le dijo a Nicodemo “que no había venido al mundo para juzgarnos, sino para salvarnos”, fijaros que frase tan tremenda. Imaginaros que hubiera venido al mundo a juzgarnos..., lo que habría visto...lo que habría tenido que perdonar.

Sí, leer los Evangelios, reconforta, nos sienta por dentro bien y sientes que es verdad lo que Jesús nos prometió “pedir y recibiréis”.

Primero, quiero hacer un recuerdo positivo, especial, a la Cofradía que me llamo para ser Pregonero…La del Cristo de Medinaceli. Al empezar a estudiar éste pregón, me causó extrañeza, que el nombre del Cristo.. de Medinaceli, estuviera tan unido al título del ducado, que a su vez está unido a Santisteban.

Existe una leyenda, que se me desmintió totalmente, que un Duque de Medinaceli naufragó volviendo de América y que se salvó agarrado al Cristo de madera que llevaba el barco. Pues no, la imagen del Cristo de Medinaceli es sevillana de autor desconocido, y se envió a  La Mamora, fuerte del norte de África, para que rezaran con ella los soldados españoles. La imagen, la capturó el sultán Musley Ismael, en 1681. Y a los frailes Trinitarios, que se dedicaban a rescatar soldados españoles presos, incluso con entrega de sus propias vidas, el sultán les pidió por la Imagen del Cristo de Medinaceli, su peso en plata.  Ante el asombro del sultán, y de los Frailes Trinitarios, el Cristo peso muy poco, sólo 30 monedas de plata. Las mismas que Judas recibió del Sanedrín por Jesús.

En nuestra desgraciada guerra, los duques que le habían hecho al Cristo una Capilla en Madrid, lo escondieron en los sótanos       de una casa próxima a su Iglesia. Allí estaba el Cristo con su Cruz roja y azul de los Monjes Trinitarios en el pecho…. Y un batallón republicano, que prendía fuego a las maderas de los sótanos para calentarse…… salvó al Cristo de la quema y lo envió en secreto a Valencia y de allí a Ginebra, para que no sufriera daño, hasta su posterior vuelta a España.

Y El Cristo de Medinaceli, además tiene un hermano gemelo, que  le llaman Jesús el Pobre y está en la Iglesia más antigua de Madrid, la de San Pedro el Viejo. La talla de Jesús de Medinaceli El Pobre, fue esculpida en Sevilla por Juan de Astorga en el siglo XVlll, como regalo de la duquesa viuda de Santisteban y Medinaceli y todos los días de cuaresma se da pan a los pobres, por una donación antiquísima de la Orden de Calatrava.

Fueron los Frailes Trinitarios los que difundieron la Imagen del Cristo de Medinaceli por todos sus conventos, ciudades y pueblos. Todos sus milagros hasta el que a El le salvó del cautiverio son sencillos y auténticos.

Qué fuerza tiene la Semana Santa, que yo cuando fui, empresario de la plaza de toros de Lima, me encontré en la Iglesia de la Concepción un retablo y un Cristo, llamado del Auxilio, de Juan Martínez Montañés, el número uno de los imagineros de la Semana Santa, nacido en Alcalá La Real en Jaén, y cuyas obras cumbres, opino, son el Cristo de la Clemencia de la Catedral de Sevilla y el Cristo de la Pasión de la Iglesia del Salvador, las cuales son de las más importantes de la imaginería andaluza y las más veneradas.

 

LA SAETA

Hay que darle más importancia.

Hay una cosa que me impresionó de lo que ha hecho Andalucía por la Semana Santa. Sí, los andaluces en conjunto, todos, no determinados escultores, pintores, o literatos, sino toda Andalucía, concibió un dardo de amor divino, que se clava en el alma de nuestros sentimientos religiosos y va dirigido hacia Dios, hacia la Virgen…. como una flecha, como una saeta.

En los siglos XVll y XVlll los franciscanos andaluces comenzaron a llamarles saetas a las letrillas de las coplas que se cantaban en las procesiones de penitencia, con motivo de las misiones que daban por pueblos de nuestra geografía nacional. Y Santisteban tuvo durante tres siglos su convento de Franciscanos.

La saeta flamenca, no nace por generación espontánea y no es fruto de un solo artista creador. El cantaor introduce aires flamencos a las letrillas de las procesiones de los frailes en las Semanas Santas antiguas de penitencia. Expulsados los Jesuitas en 1.767 hizo caer la lucha contra las ideas afrancesadas de la Ilustración a Franciscanos y Dominicos. En una sociedad, la mayoría analfabeta, éstos religiosos utilizan un medio más eficaz para la comunicación con el pueblo, LA SAETA, y allí están Fray Isidoro de Sevilla, Fray Diego de Cádiz, Fray Pedro de Ulloa.

                               Por eso eres Saeta

                               El lamento de mi pueblo

                               Que se llega hasta la cruz

                               Y se enreda en el madero

                               Y acaricias a María

                               Abrazándote a su pecho.

                               Por eso para cantarte

                               Hay que amar a Dios primero

                               Y hay que tener en la voz

                               Eco de grandes toreros.

Saeta vieja cordobesa, cuarteleras de Puente Genil, saetas marcheneras, la samaritana de Castro del Río, saeta por seguiriyas, por martinetes, por carceleras, por malagueñas y por soleá. Los cuatro versos octosílabos con toda la riqueza de Andalucía.

En Jaén, la saeta se afianza, debido al impulso de Canalejas de Puerto Real, afincado en nuestra capital y que siempre las cantaba por soleá.

También han destacado Manolo y Pepe Valderrama, José Menese, Rosario López….En el cancionero popular de Jaén, se describe que las saetas de la provincia de Jaén son las más antiguas de Andalucía. Son las saetas menos distorsionadas por sones flamencos.

En cambio y con todos los respetos, del canto Gregoriano hay que retraerse para saber sus orígenes a la práctica musical de las sinagogas judías, recopilándose todos estos cantos por el Papa Gregorio Magno. El canto gregoriano, es grandioso, pero es un canto que inhibe la impronta popular, es un canto sin sobresaltos, sin impostaciones de voz, evitando el lucimiento de los intérpretes, todo lo contrario a nuestra saeta popular.

Yo he visto a un hombre, cantar una saeta, llorando, sin saber cantar.

Y aquí y ahora, me toca hacer una enhorabuena a Santisteban del Puerto. La primera referencia documental de las Cofradías de Santisteban están en el archivo municipal. En el año 1.578  ya existe una Ordenanza sobre la Cofradía de la Vera Cruz de Santisteban con aprobación Episcopal en el año 1.582. Ésta antigüedad la iguala Jaén capital, pero no las diferentes ciudades de Andalucía.

El convento de San Francisco en Santisteban fue fundado en el siglo XV y éstas órdenes religiosas desde que Santa Elena, llevó al Convento de Liébana  Santander la verdadera Cruz, fueron los fundadores de las Cofradías de Penitencia, VERA-CRUZ. ( la verdadera Cruz) Los Franciscanos procesionaban por el convento con una cruz y una vela y las primeras Semanas Santas, en donde se castigaban por sus pecados, y eran sólo de penitencia, se llamaban por eso de sangre y luz.

Así pasaron los años, hasta nuestra desgraciada y absurda guerra. La muerte de amigos,  hijos….. y la destrucción de las imágenes de Semana Santa en Santisteban.

Y después en 1.941 Dª Dolores San Juan dona la primera imagen de Jacinto Higueras Fuentes, la Virgen de los Dolores.

No sigo, pues todo está descrito por el anterior pregonero D. Benito Vicent.

Pero un poco antes, cuando no había imágenes en Santisteban, sería por el año 1.940, alguien del pueblo, apartó un cuadro de la Virgen de los Dolores, que montada en una cruz, la saco a las calles en procesión….. y otro Santistebeño, saco un nazareno metido en una urna de cristal y convirtiéndolo en Cristo Yacente recorrió nuestras calles en Semana Santa.

Creo que existe en una casa una réplica de un Cristo de la Columna. Y unos cuantos Santistebeños compraron un Cristo de escayola, con brazos articulados y lo compusieron con sus brazos al lado del cuerpo, en Santo Entierro.

Os aseguro que en todo lo dicho anteriormente, me he documentado y es verdad. Sólo he dejado sin decir los nombres de las personas, porque no los conozco y para así darle una oportunidad de que haga un buen trabajo de investigación el próximo pregonero de Santisteban.

 

LA SEMANA SANTA Y LOS TOREROS

Pero claro, ya sé que algunos lo  presentían, no podía dejar de hacerlo……. Ahora voy a hablaros de la Semana Santa y los toreros.

Todo el que tiene miedo, a que le pueda pasar un peligro se acerca a Dios. Pero ¡todos! Hasta los más indignos y ruines.

Fijaros que cuando entró en Europa, país por país, por la ruta de la seda, la peste negra y asoló a Europa de muerte y dolor se incrementó en todos los países, alemanes, franceses, holandeses, noruegos, las procesiones de Semana Santa.

Pero el torero es especial, joven que se enfrenta al peligro y a la muerte con arte y sonriendo. Es una profesión increíble que gracias a Dios, he podido practicar yo, como torero profesional.

Yo me sigo sintiendo torero, a pesar de mis actuales hechuras.

Fijaros……. Volviendo a la Semana Santa. Joselito el Gallo, que fue hermano de la Macarena le preguntó a el Hermano Mayor de su Cofradía….. ¿Qué puede costar un varal de oro para el palio de la Macarena?. Pues alrededor de un millón de pesetas le respondieron…. Y Joselito le contesto “pues a final de la temporada, la Macarena, tendrá en su Palio ocho varales de oro”……. Y en ésa temporada a Joselito le mato un toro en Talavera y la Macarena se vistió de luto, foto que ha recorrido el mundo cristiano, y que te pone los pelos de punta al verla. Y la Macarena en Semana Santa, cambió su itinerario, para pasar por delante de la casa de la Sra. Gabriela, madre de Joselito el Gallo. Y nunca y así lo quieren los actuales hermanos de la Macarena, tendrá la Virgen en su palio varales de oro.

Antonio Ordoñez fue Hermano Mayor de La Esperanza de Triana y de La Soledad de San Lorenzo. Hermanos Trianeros son Emilio Muñoz, y Fran y Cayetano Rivera.

Chicuelo, Paquirri, Cagancho, Rafael Ortega y Luis Fuentes Bejarano son Hermanos del Gran Poder.

Juan Belmonte del Cachorro y Curro Romero de la Virgen de los Gitanos.

Pero la que gana es San Bernardo, con la Virgen del Refugio y El Cristo de la Salud. Cúchares fue hermano Mayor y enterrado por ello debajo del Cristo, así como también lo fue Manolo Vázquez.

 Costillares, Pepe Luis, Diego Puerta, Pepe Bienvenida, son Hermanos. En el Palio de la Virgen de San Bernardo, cuelgan airosos  los machos de los trajes de los toreros que acompañan con su movimiento los andares del paso. Parece que llevan consigo al caminar la sonrisa de todos los toreros.

La Virgen del Baratillo,  sigue vestida después de la Semana Santa y muchos toreros la visitan antes de torear en La Maestranza. Por su proximidad a la plaza, los Hermanos del Baratillo, se forman y organizan antes de las procesiones en el albero del ruedo y su Virgen, en el llamador del paso… ¡si! Su llamador del paso, el que suena cuando el capataz dice  ¡a ésta es…. todos por igual!  Ese llamador, son dos ángeles que sujetan un capote de paseo y uno de ellos lleva en la cabeza su montera puesta, que no se la quita nunca para saludar. Hermanos del Baratillo son: Pepe Hillo, Morante, El Cid y Silveti.

Castella, es Hermano de la Virgen de la Estrella, Llamada la Valiente, pues es la única que salió a la calles, cuando la quema de Iglesias y Conventos .

La Soledad de San Buena Ventura, puede salir éste Viernes Santo con unas sayas hechas con el traje de luces, azul y oro, que le regalé el año de mi retirada.

Y mi sobrino Eduardo Dávila Miura, hermano de la Macarena y costalero de la Borriquilla. Pero sigo por otras provincias. En Jaén la Virgen de los toreros es la Virgen de la Amargura y Curro Díaz es Hermano del Cristo de la Expiración de Linares. En Málaga, el Descendimiento y la Virgen de las Angustias, Cofradía de los Gitanos son: Julio Robles, Manzanares, Espartaco, y Javier Conde.

En Córdoba: Manolete, Lagartijo y Enrique Ponce son Hermanos de Nuestro Padre Jesús el Caído, que  ayuda a los toreros a levantarse. Fijaros el quite que le ha hecho a Enrique Ponce, el otro día en Valencia.

En Almería: los toreros vuelven a la Cofradía de la Macarena, que está al lado de su plaza de toros, y en Huelva, los Litri, Chamacos y Cháves Flores son de la Virgen de los Ángeles, que es la única de la Semana Santa Onubense que tiene una sonrisa en su rostro.

Mi padre también ganadero, fue Hermano Mayor de la Soledad de San Buena Ventura. Y la Macarena tuvo como Hermanos Mayores a dos importantes ganaderos de toros grandes: Pablo Romero y D .Eduardo Miura Fernandez. Algunos toreros cuando veían a la Virgen de la Macarena,  la rezaban diciendo “Virgencita mía no me acerco,  porque  éstos Hermanos Mayores que llevas, me recuerdan a sus toros,  y me pueden dar un buen susto.”

Han visto ustedes la capilla que lleva un torero a la habitación del hotel, el día que torea en una plaza?.... A la de Enrique Ponce hay que ponerle mesas complementarias para que quepan, por el número de  estampas que la capilla contiene. Enrique, las coloca una a una, diciéndoles unas palabras y dándoles un beso.

¡Sí! Los toreros rezan, ¡solos,! antes de torear….. están sus capillas llenas de  estampas de Vírgenes y Cristos de Cofradías. El torero, sufre y tiene miedo, hay unos intensos minutos de oración en silencio. Yo quiero hablar de ello porque lo he vivido, y también con algunos de mis más íntimos amigos toreros.

¡Si,! Jesús también oro sólo en el huerto de Getsemani, también se apartó de sus apóstoles diciéndoles “sentaos aquí, mientras voy a orar” y rezó y sudo sangre. Solo. Y pidió a Dios “Si quieres aparta de mí éste cáliz” diciendo después de muchos minutos de oración “!basta!”….ha llegado la hora. Y no dudo que así estaba escrito, y partió hacia su destino.

Yo creo que son más valientes los toreros que tienen fe, los que creen en Cristo y en su Resurección. El torero, antes de torear le es necesario también rezar sólo, sufrir, controlar el miedo y decir como Jesús de Nazaret ¡basta! Ha llegado la hora, y buscando a sus amigos, a su cuadrilla que están detrás- no cerca- lejos, esperando en otra habitación coge su capote de paseo, que casi siempre, es una imagen que el venera, dirigiéndose a la plaza a intentar triunfar.

Creo, que a todos, nos gustaría antes de un peligro, tener un tiempo para poder rezar……

 

LOS DÍAS DE SEMANA SANTA

Sí amigos, yo pregonero de la Semana Santa destaco cosas que me gustan, o que he elegido para meditar.

Domingo de Ramos

Jesús quiere una entrada triunfal. Humilde, en su borriquilla, pero triunfal, y así entra en la ciudad santa de Jerusalén donde le iban a matar. Algunos fariseos querían, que Jesús a los niños les hiciera callar sus gritos de paz y Jesús les contestó “quien no se haga como un niño, no entrará en el Reino de los Cielos”.

En Santisteban, los niños se visten con trajes de la época y es un gusto verlos desfilar, acompañando a Jesús en su entrada  a Jerusalén.

Lunes Santo

Es el único día que Santisteban no tiene procesiones, pero es un día que sirve para meditar “Jesús expulsa a latigazos a los mercaderes que profanaban con su presencia el templo de Jerusalén”.

Martes Santo.

Sale en Santisteban la Cofradía del Huerto de los Olivos y Cristo de Medinaceli. Éste martes, Jesús anticipa a sus discípulos la traición de Judas y la negación de Pedro.

Miércoles Santo.

En Santisteban… El Cristo del Perdón, la última imagen que salió de las manos de Jacinto Higueras Fuentes. La fundación de ésta Hermandad sirvió para algo muy importante, limar enfrentamientos políticos - sociales y unir al pueblo de Santisteban, por lo que yo me descubro ante éste hecho.

Ese día en Jerusalén, Judas en el Sanedrín recibió 30 monedas de plata. No me extenderé hablando de Judas, es un traidor vulgar que sigue existiendo en muchos sitios. Luego os hablaré de Nicodemo, otro traidor pero diferente, más sibilino y que al final se arrepintió.

Jueves Santo.

En Santisteban la Cofradía de Nuestra Sra. De los Dolores y Jesús de la Caída.

En Jerusalén, está claro destacar la Última Cena. Se instituye la Eucaristía que es el memorial de la Muerte y la Resurrección del Señor.

De la Resurrección hablaré al final ya que considero, es lo más importante de la Semana Santa. Os pregunto, ¿ qué habría pasado si Jesús no hubiera resucitado…..?.

Y éste Jueves Santo, siempre unido el mismo día la traición de Judas y la negación de Pedro.

La oración en el huerto y el arresto de Jesús hace que sea una noche triste, de silencio, pero en donde Jesús envía a todos un mandamiento nuevo, explosivo que define al cristianismo totalmente. El mandamiento del amor. “Amaos los unos a los otros como Yo os he amado”.

Viernes Santo.

En Santisteban la Cofradía de Jesús Nazareno y Virgen de la Amargura, El Cristo del Perdón, El Santo Entierro, La Virgen de las Lágrimas. La Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad.

No se celebra la Eucaristía, en Jerusalén muere Jesús….. Un gran temblor, se rasga el velo del Templo en dos mitades, el sol se oscurece y un romano que lo custodiaba dice “En verdad Éste es hijo de Dios.”

Sábado Santo.

Vigilia Pascual. La Iglesia duerme, no hay Misa el sábado, ni siquiera se puede comulgar.

En muchos pueblos y ciudades el Santo Entierro, que intentaré explicar, porque en Jerusalén Santo Entierro con Cristo Yacente, con urnas o velones no hubo. Se lo llevaron en una sábana blanca Juan de Arimatea y Nicodemo. Lo entregaron a su madre “He aquí a tu hijo”, lo llevaron con la sábana blanca a la tumba nueva, propiedad de Juan de Arimatea. Le fajaron con bandas y aromas. Así se ve en las Imágenes de la Capilla Sixtina de Miguel Ángel, en la obra de Rafael, de Tiziano, tanto en el museo Louvre, como en el museo del Prado…..Siempre lo llevan en una sábana blanca con José de Arimatea, Nicodemo y las tres Marías. En el Santo Entierro de Carabaggio, de la pinacoteca del Vaticano San Juan y Nicodemo, sostienen con esfuerzo el cuerpo de Cristo con las tres Marías acompañando.

Me he preguntado el porqué de los Santos Entierros en nuestra Semana Santa,  con Cristos Yacentes, urnas o grandes velas rodeando el cuerpo.

 La respuesta puede estar en que el rey conquistador de Sevilla, San Fernando, inspirador y fundador de Ésta Hermandad, encontró una efigie del Señor Yacente entre las paredes de una casa del barrio de los Húmeros en Sevilla, cerca de la casa-palacio de Hernando Colón. Allí hizo construir una Iglesia llamada del Calvario, iniciándose posteriormente, una cofradía que empezó a salir con asiduidad el Sábado Santo de 1.956, hace en realidad muy pocos años, con su Cristo muerto en el interior de la urna.

Todos los Santos Entierros que procesionan en España, en todos los pueblos y ciudades van acompañados por la autoridad y muchos con el Rey de España como Hermano Mayor. Santo Entierro de La Carolina, Linares, Porcuna, Santisteban, incluso en Jaén hay dos Santos Entierros con Cristos Yacentes, cuya oficialidad se alterna según los años pares o impares. En resumen yo creo y es mi opinión, que quizá hemos dado en las Cofradías de Semana Santa más importancia al Santo Entierro que a la Resurrección, cuando la Resurrección del Cristo es lo más importante de la Pasión. Quizás, el Rey San Fernando, fue el impulsor de las procesiones del Santo Entierro, ayudado por los acompañamientos que llevan de oficialidad. 

Los reyes, sabemos que mandan mucho, unas veces para bien y otras para mal.

Para reforzar mi anterior teoría os cuento, que en la antigüedad, era tan importante la resurrección, que la Pascua de la Resurrección es la clave del calendario litúrgico. Las fiestas del año dependen de la fecha de la Pascua de la Resurrección y ésta se determinó a partir de las fases de la luna en el Concilio de Nicea, convocado por el Emperador Constantino El Grande en el año 325. Han pasado 17 siglos y nuestro calendario de ocio y de trabajo sigue igual sigue mandando la fecha del Domingo de Resurrección.

Domingo de Resurrección

En Santisteban procesiona Jesús Resucitado, del escultor Jacinto Higueras Cátedra. La Iglesia propone el Cirio Pascual, que es llevado hacia el interior del templo. La evocación simbólica de la resurrección de Cristo.

Yo de todas las apariciones de Cristo Resucitado, apunto a que leáis la del Evangelio de San Lucas, la aparición a los discípulos de Emaús. Paseando hacia Emaús le dicen a Jesús ¿eres Tú el único forastero que no conoces los sucesos ocurridos en éstos días….?  ¿Cuáles? Les pregunta Jesús...”Los de Jesús Nazareno, varón profeta, poderoso en obras y palabras ante Dios y ante todo el pueblo…” y sigue una retahíla que la acaba diciendo: “nosotros esperábamos que rescataría Israel, pero van tres días que ha sucedido esto y no ha resucitado. Ciertas mujeres yendo al monumento no encontraron su cuerpo, pero a Él no lo vieron”. Y Jesús les responde “Oh hombres sin inteligencia y tardos de corazón ¿ no era preciso que el Mesías padeciese esto y entrase en su gloria…..?” y puestos en la mesa, cogió el pan  lo bendijo y lo partió y se les abrieron los ojos y lo reconocieron y desapareció de su presencia.

Y en su aparición a los apóstoles Jesús, para que creyeran en su resurrección, les hizo meter el dedo en su costado, les enseño sus manos y sus pies y les puso por fin y definitivamente las pilas, diciéndoles “permaneced en la ciudad hasta que seáis revestidos de poder de lo alto y daréis testimonio de esto por todo el mundo. Y los apóstoles y los discípulos recorrieron el mundo y murieron por El.

De muy joven yo veía en Sevilla con gran admiración el domingo de Resurrección. El Señor sale del Sepulcro con un ángel y el otro paso es la Virgen de la Aurora.

También veía con temor el día anterior, el Santo Entierro. Al Santo Entierro, le acompañan todas las autoridades, todas, muy serias, algunas con  uniforme y otras incluso con chaqué. Y el otro paso en Sevilla, es el llamado La Canina. Y que conste que yo no le he puesto el mote. En el Paso, hay un esqueleto humano, meditando sobre un globo terráqueo y un dragón que representa al pecado, altivo a sus pies. El tercer paso es la Virgen Dolorosa con San Juan y las tres Marías que todo lo hacía pasar a la lógica de nuestra verdadera fe. Y como Andalucía es así, el Cristo Yacente del Santo Entierro, es una impresionante escultura de Juan de Mesa, el mismo imaginero que esculpió El Cachorro.

También, a sus apóstoles y a sus discípulos les costaba creer que vendría la Pasión y Muerte de Jesús y menos creían en su resurrección, En el Evangelio de San Marcos, en tres pasajes diferentes Jesús les comunica que vendría su muerte y resurrección. Y hasta San Pedro le dice contestándole en contra “no quiera Dios que esto suceda”. El primero que creyó, el primero que pudiera ser que tuviera fe fue el romano que lo custodiaba que exclamó “En verdad éste Hombre es Hijo de Dios”. Los príncipes de los sacerdotes que se conocían bien el antiguo testamento, algo se olían de la Resurrección, porque le pidieron a Pilatos que guardara el sepulcro hasta el día tercero. Y el consejo de los ancianos, tomo bastante dinero para pagar la guardia después de sellar la piedra. No querían perder su poder religioso por un nazareno, y ¿quién le pidió a Pilatos tomar el cuerpo de Jesús? Pues Nicodemo y José de Arimatea  y los apóstoles y los discípulos...¿dónde estaban?...Fijaros,  la primera en llegar al sepulcro fue María Magdalena, que cuando lo vio vacío corrió a Simón Pedro y a San Juan, y no les dijo que Jesús había resucitado sino  ¡”Han tomado al Señor del monumento y no sabemos dónde lo han puesto!” Repito que los Apóstoles tuvieron que meter el dedo en el costado y hasta le hicieron comer para cerciorarse de que Jesús había resucitado. Por eso Jesús exclamo, quizá ya cansado, “dichosos los que sin ver creen, de ellos será el reino de Dios.”

Sí, la Semana Santa acaba como debe acabar, siendo más importante que la muerte, la Resurrección del Señor.

 

NICODEMO Y PILATOS.

Por último voy a hablaros de dos personajes de la Semana Santa que pudieron, que tuvieron la ocasión de hablar a solas con Jesús. ¡Si! Que tuvieron un mano a mano con Jesús, ocasión, que creo sería muy difícil de conseguir

El primero Nicodemo. Supongo sería un crack para los Apóstoles, magistrado, miembro del Gran Consejo y por consiguiente uno de los sesenta magníficos que integraban el pleno del Sanedrín. Sí, Nicodemo, el que después pegó un cambiazo y recogió a Jesús de la Cruz con una sábana blanca.

El segundo personaje, es el poder. Pertenece a la aristocracia de Roma, amigo del Cesar Tiberio, procurador y gobernador de Palestina…… sólo Pilatos, sólo Roma no el Sanedrín tenía la disponibilidad de la vida humana. Sólo Pilatos podía condenar a Jesús a morir.

Pues bien, Nicodemo tuvo la suerte de tener un mano a mano con Jesús. Le fue a ver de noche, quizás para que no le vieran sus compañeros del Sanedrín y le dijo “Rabí, sabemos que has venido como maestro de  parte de Dios, pues nadie puede hacer éstos milagros que Tú haces si Dios no está con Él”. Luego Nicodemo o es un falso o tiene fe. Jesús le responde con palabras más profundas, pues sabe que habla con uno de los sesenta magníficos del Sanedrín. Y le dice: “quién no naciera de arriba no podrá entrar en el reino de Dios. Lo que no nace del Espíritu no puede entrar en el Reino de los Cielos. Es preciso nacer de arriba, porque la carne, carne es y hasta le dijo a Nicodemo la frase súper importante “Dios no ha enviado a su Hijo al mundo para que juzgue al mundo, sino para que el mundo sea salvo por El. Y se lo dice  al Magistrado,  al que juzgaba a los judíos…le dice Dios “que Él no había venido a juzgar al mundo” Y Nicodemo no lo entiende o no lo quiere entender y pregunta ¿cómo puede el hombre nacer de arriba? Y Jesús le dice tú eres maestro de Israel y no sabes esto? “Nicodemo yo te digo que tanto amo Dios al mundo que le dio a su único Hijo para que todo el que crea en El no perezca”.

Pues bien Nicodemo, magistrado del gran consejo, cuando se reúne el Sanedrín hacia las tres de la madrugada, convocado por Caifás, seguro, que es uno de los que estaba allí. Él era uno de los sesenta prohombres magníficos, que tenía en su poder, la autoridad religiosa y el poder civil. Y Nicodemo no despegó los labios durante todo el proceso para ayudarle. No dijo nada a favor de Jesús en todo el consejo del Sanedrín, A favor sólo se oyó la frase de Pilatos “Yo no encuentro ninguna culpa en El”. Nicodemo, en cambio no quiso hablar, es un Judas diferente porque allí no había treinta monedas, Calló por miserable, a pesar de haber sido pórtico de la intimidad de Jesús. Calló por miedo a perder sus prebendas, su poder de magistrado, como tantos callan y mienten en la actualidad. Es una forma refinada de traicionar. Judas tuvo otra forma de traición y sintiendo una gran culpabilidad y remordimientos se ahorco. Nicodemo, en cambio cogió el Cuerpo de Jesús junto con José Arimatea y con aloe y mirra lo fajaron con bandas y aromas. Y yo os pregunto si conseguiría Nicodemo el perdón de Dios. Pues sí, así es su infinita misericordia.

Con Pilatos, el mano a mano con Jesús, la conversación con Jesús es más corta. Pilatos, como Obama, Putin, Ángela Merkel….. Pilatos pudo recibir de Jesús un regalo inesperado y no supo qué hacer con ello, Pilatos hizo lo que se hace hoy muchas veces… se lavó las manos diciendo “Yo no encuentro ninguna culpa en El” y a pesar de la frase, Pilatos no tuvo carácter para salvarlo… ¿Por qué? Los representantes del Sanedrín le reconocieron a Pilatos, que no tenían poder para dar muerte a nadie. Y Pilatos se hincho como un pavo. Le halagó que le recordaran su autoridad. A casi todos los jefes actuales les embriaga que les recuerden su autoridad. Por eso, Pilatos le dice a Jesús “¿No sabes que tengo poder para soltarte y poder para crucificarte ?... Poder, poder Poncio Pilatos reunía los tres poderes, el de la estirpe, pues pertenecía a la aristocracia de Roma, el económico, dueño de una fortuna creciente y el político, procurador, casado con Claudia de la estirpe Sabina de los Claudios.

Pilatos ha conseguido de Tiberio el gobierno de Palestina, de donde entra a Roma cerámicas, lanas, púrpuras de Tiro, joyas de Agrigento, marfiles. Y Pilatos se lleva a solas consigo a Jesús para conversar en privado deja fuera a los judíos y así les deja ver su desprecio y  reafirma al mismo tiempo su autoridad. Y en el mano a mano con Jesús, va al grano y  le pregunta ¿eres tú el rey de los judíos, eres el Hijo de Dios? ¿Quién eres tú? Su mujer Claudia, mientras tanto, le manda un recado urgente “no te metas con éste justo” y Pilatos dice en voz alta su ya conocida frase “yo no encuentro ningún delito en El” y sabéis como los judíos, con qué argumento decisivo y sibilino lo callaron “si sueltas a Ese no eres amigo del Cesar. Todo el que se hace rey se enfrenta al Cesar” y el político sucumbió, sí como tantos otros, es una frase en la que siguen consumiéndose los gobernantes, los generales de los ejércitos, los líderes mundiales y los líderes autonómicos.

Y con los ejemplos de Nicodemo y Pilatos, lanzó Jesús, un mensaje de las personas que se encontró cuando por nuestro mundo pasó. Sí, también tuvo en su camino a Judas, a la mujer Samaritana, a los apóstoles a María Magdalena, a su Madre.

Y Jesús nos hizo, nos enseñó para andar por la vida, un camino muy ancho, muy abierto, con personajes vulgares, malos y buenos. Pero el camino que nos enseñó que teníamos que pasar tiene también una cruz, nuestra cruz, mucho más pequeña que la suya, y nos hizo éste camino más fácil, más transitable con su mandamiento del amor.

El que nace de carne,  carne es, pero lo que no naciera del Espíritu no podrá entrar en el Reino de Dios, ésta es la frase que no comprendió o no quiso comprender Nicodemo.

Jesús, podía haberse quitado a Judas de en medio pero sabía que su cruz, su pasión, su Semana Santa era inevitable y a pesar de ello lo intentó, pidiéndole a Dios que le quitara ése Cáliz. Nuestra vida, nuestro mundo tiene una gran libertad y podemos ser mejores o peores y encontrarnos con Judas o con San Juan, pero son nuestras cruces, las cuales las tenemos que sobrellevar dando ejemplo de bien.

Y acabo. Ahora nos encontramos en San Esteban, que fué uno de los setenta  discípulos que siguió a Jesús y murió de forma muy parecida a Él, condenado por el Sanedrín, y apedreado a las afueras de Jerusalén sin renunciar a su fe. En este sitio tan importante y con San Esteban, nuestro Patrono, espero y deseo que mis palabras, mi pregón, haya llegado a vosotros, a vuestro espíritu y os haya hecho algún bien. Y me perdonéis los errores que haya podido cometer.

Desde aquí doy las gracias a las Cofradías de la Semana Santa de Santisteban. Gracias a todos por vuestra atención quizá me ha salido el pregón un poco largo, lo siento, más larga le parecería la Semana Santa a Jesús el Hijo de Dios.

Y aunque sé que no merezco ni una dudosa vuelta al ruedo, sí quiero levantarme y volviendo a mis orígenes de empresario y ganadero levantar mi mano para saludarles desde el tercio.

Muchas gracias.

Sancho Dávila Iriarte

Conde de Villafuente Bermeja

En Santisteban del Puerto (Jaén), a 12 de Abril de 2014.